Descubriendo el patrimonio europeo en las residencias reales

Ir a los contenidos

Idiomas

Contenidos

Presentación

El inicio del siglo XVIII fue un momento decisivo para el pueblo de Gödöllő, cuando Antal Grassalkovich lo escogiera como centro de su finca y encargara la construcción del Palacio de Gödöllő en 1735. A lo largo de varias fases de obras, se edificó un palacio que se convertiría en la quintaesencia de la arquitectura barroca húngara y que serviría de modelo para numerosos palacios en el futuro.

Grassalkovich, su hijo, y su nieto no sólo desarrollaron el palacio construyendo un Teatro Barroco y el establo, sino todo el pueblo, que terminó convirtiéndose en 1763 en un mercado local.

La segunda edad de oro del palacio empezó en 1867, cuando el Estado Húngaro adjudicó el uso del palacio al Emperador Francisco José I y a la Reina Isabel (Sissi) como regalo por la coronación. El bosque aledaño albergaba mucha caza y constituía un entorno ideal para cazar y organizar competiciones ecuestres. La familia real acudía con frecuencia, lo cual dio gran prosperidad a la ciudad y trajo el ferrocarril del este. La población de artesanos y comerciantes fue aumentando a medida que el palacio generaba nuevas oportunidades de trabajo y la ciudad se convirtió en un balneario muy popular con baños, hoteles y restaurantes.

A partir de 1920, el palacio fue utilizado como complejo de verano para el Gobernador Miklós Horthy y, después de la Segunda Guerra Mundial, las tropas soviéticas se instalaron en las edificaciones anexas, mientras los edificios principales se dedicaron a un hogar para personas mayores.

Gracias al apoyo del gobierno y de la Unión Europea, se iniciaron obras de renovación y reconstrucción en 1995. En la actualidad, algunas de las alas también se hallan en reconstrucción. El palacio, en permanente restauración, organiza cada vez más acontecimientos anuales gracias a la progresiva ampliación del museo en el que los visitantes pueden familiarizarse con sus antiguos residentes y sus vidas cotidianas. Aparte de las exposiciones permanentes, también se organizan varias exposiciones temporales, a la vez que el Teatro Barroco, renovado en 2003, abre sus puertas a conciertos y festivales de música clásica de renombre internacional. Nuestros programas culturales para las familias, cada vez más numerosos y variados, se han convertido en una tradición popular que atrae a un gran número de visitantes.

El Palacio y su Salón de Ceremonias son lugares favoritos para las conferencias profesionales y acontecimientos oficiales. La inminente renovación de su Picadero y de su Establo Barroco ofrece mayores oportunidades para un nutrido y diverso programa de manifestaciones culturales.

Logo Palacio Gödöllo

  • godollo 1
  • godollo 2
  • godollo 3
  • godollo 4
  • godollo 5